México pedirá ayuda técnica a Estados Unidos, China y Alemania en la búsqueda de los cadáveres de 65 mineros atrapados en la mina de carbón Pasta de Conchos desde el año 2006, anunció hoy el presidente.

Al reafirmar su compromiso ‘de hacer el trabajo necesario para sacar de debajo de la tierra los restos de los mineros de Pasta de Conchos’, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que contactará a los jefes de Estado de esos tres países para que envíen expertos a participar en esta ‘labor humanitaria’.

Ante deudos de los mineros víctimas de la explosión de 2006, que acudieron a la asamblea que presidió en la unidad deportiva del municipio Sabina, de Cohahuila, región carbonífera del país, el mandatario afirmó que hablará de manera personal o por teléfono con los mandatarios de esas naciones.

Explicó que los tres tienen experiencia en esto, y voy a hablar de manera personal o por teléfono con sus presidentes o jefes de Estado ‘para que nos apoyen mandando a sus expertos a hacer los trabajos de excavación y recuperar los restos de los mineros’, insistió.

Estoy seguro que ‘vamos a contar con el apoyo de todos; de los trabajadores desde luego, ni hablar de lo que han hecho sus familiares, que no han dejado de luchar para tener los restos de sus seres queridos, y también los sindicatos y las empresas que ayuden’.

Previamente, el gobernador Miguel Ángel Riquelme consideró que lo ocurrido en Pasta de Conchos es un incidente, ‘claro ejemplo de mala atención’.

Al presidente le dijo que estará de su lado ‘en cualquier decisión que tome a favor de los ciudadanos. Siempre cuente con nuestro respaldo’. En su discurso, López Obrador afirmó que su gobierno apoyará a los productores de carbón de la zona, para que se mantengan las fuentes de trabajo y haya bienestar para los trabajadores.

La Comisión Federal de Electricidad les va a comprar siempre el carbón, nada más es cosa de que se llegue a un buen acuerdo’. Pero les acotó cero corrupción, coyotaje, preferencia a los pequeños productores, honestidad y entregar a la CFE carbón, no tierra.

Fuente