Los activistas se reunieron el sábado en París durante la 25ª semana consecutiva de protestas de los chalecos amarillos, una semana después de que el presidente Emmanuel Macron se comprometiera a recortar el impuesto a la renta para aliviar la carga económica de los contribuyentes franceses.

Las protestas de la semana pasada estuvieron marcadas por enfrentamientos con la policía y decenas de manifestantes fueron arrestados. Según la emisora francesa BFMTV, las protestas reunieron a más de 23.500 personas en toda Francia.

Además de protestar en Francia, los chalecos amarillos se han visto en otras partes de Europa. A principios de esta semana, personas con chalecos amarillos fueron vistos frente a una corte en Londres donde se está llevando a cabo la audiencia sobre la extradición del fundador de WikiLeak, Julian Assange, a los Estados Unidos.

Fuente