Casi un millón de personas fueron atendidas de forma gratuita en Bolivia a más de dos meses de implementarse el Sistema Único de Salud (SUS), norma calificada por las autoridades del país como un referente hoy en Latinoamérica.

La ministra de Salud, Gabriela Montaño, aseguró que la nación se convirtió en la luz de la región, porque ‘mientras muchos gobiernos están retrocediendo en la lógica de la privatización de la salud, Bolivia se convierte en referente para decirle al mundo que la universalidad y la gratuidad en salud son un derecho humano’, en una evaluación del nuevo esquema de atenciones médicas en Tarija con la presencia del presidente Evo Morales.

Montaño detalló que hasta el 3 de mayo fueron atendidas 941 mil 800 personas, la mayoría de ellas mujeres humildes, y por región en Cochabamba (242 mil 435), La Paz (202 mil 177), Chuquisaca (119 mil 555), Santa Cruz (119 mil 549), Potosí (108 mil 326), Oruro (75 mil 176), Tarija (42 mil 741), Beni (22 mil 810) y Pando (nueve mil 31).

Recordó que el nuevo esquema comenzó con el servicio el 1 de marzo pasado en seis departamentos, y posteriormente se sumaron La Paz y Tarija. Solo resta incorporarse Santa Cruz, aunque se iniciaron las negociaciones con las autoridades de esa región.

Morales aseguró que es una obligación del Estado implementar esa norma para beneficio de los sectores más vulnerables de la sociedad, e invertir más de 200 millones de dólares para el mejoramiento de estructuras, formación de recursos humanos, adquisición de insumos, entre otros.

Resaltó la necesidad de esas evaluaciones para analizar posibles cambios y fortalecer el SUS.

El diseño del Sistema Único de Salud nació de encuentros departamentales y de una cita nacional Por la Salud y la Vida donde se emitieron 44 mandatos, principios en los que se asienta el nuevo esquema.

Cerca de 2,5 millones de personas están inscritas en la norma, proceso iniciado el 2 de enero. El 20 de febrero se promulgó la Ley 1152 para dar inicio a las atenciones el 1 de marzo.

Además del presupuesto inicial de 200 millones de dólares, el SUS cuenta con otros dos mil millones para la construcción de hospitales, y 30 millones para fortalecer el equipamiento y el número de profesionales para las atenciones.

Fuente