El ejército turco y sus fuerzas rebeldes aliadas lanzaron el sábado una nueva ofensiva en el campo norte de la gobernación de Alepo.

Al atacar dos ciudades controladas por las Unidades de Protección del Pueblo y las Fuerzas de Liberación de Afrin, lideradas por los kurdos, el Ejército turco y el «Ejército Sirio Libre» asaltaron el área en un esfuerzo por dominar al enemigo.

El ejército turco y las tropas del «Ejército Sirio Libre» pudieron capturar las ciudades de Al-Malkiyah y Maraanaz después de que Unidades de Protección del Pueblo y las Fuerzas de Liberación de Afrin se retiraron temporalmente hacia el sur, hacia el poblado clave de Tal Rifa’at.

Sin embargo, su éxito duraría poco, ya que las Unidades de Protección del Pueblo y las Fuerzas de Liberación de Afrin pudieron obligar a los militares turcos y las tropas del «Ejército Sirio Libre» a retirarse hacia la ciudad de Azaz, en la zona rural del norte de Alepo.

Después de su retirada, las Fuerzas Armadas turcas y el «Ejército Sirio Libre» comenzaron a bombardear el área para evitar que las Unidades de Protección del Pueblo y las Fuerzas de Liberación de Afrin volvieran a ingresar a los poblados

A pesar de la intensidad del bombardeo turco, las Unidades de Protección del Pueblo y las Fuerzas de Liberación de Afrin pudieron recuperar el control de las dos poblados al caer la noche del sábado.

Las Fuerzas Armadas de Turquía todavía estuvieron atacando el área con cohetes y proyectiles de artillería, y algunos de los proyectiles se dirigieron hacia el sur hasta el Ejército Árabe Sirio que tiene territorios en el norte de Alepo.

Fuente