Las tropas del ejército árabe sirio capturaron una aldea y una colina estratégica de los terroristas en el noroeste del país el lunes, en medio de la lucha más fuerte para atacar la región en ocho meses, según los medios del gobierno.

La aldea de Al-Bani y la cercana colina Othman en el campo norte de la provincia de Hama fueron tomadas, dijo el medio de comunicación militar central sirio del gobierno.

Este fue el impulso más profundo de las fuerzas aliadas con Damasco en lo que va de año en el último bastión rebelde principal de Siria. Las últimas actividades comenzaron el 30 de abril y los rebeldes temen que el gobierno pueda lanzar una ofensiva más amplia para volver a tomar el área, informó AP.

Las tropas sirias intensificaron el bombardeo de los insurgentes en las partes del norte de la provincia de Hama y en las partes del sur de Idlib, dijo la agencia estatal de noticias SANA.