A Estados Unidos le preocupa el reclamo de Rusia a la Ruta del Mar del Norte, dijo el lunes el secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, durante la 11a Reunión Ministerial del Consejo Ártico en Rovaniemi, Finlandia.

«Estamos preocupados por el reclamo de Rusia sobre las aguas internacionales en la Ruta del Mar del Norte», dijo Pompeo.

El funcionario de alto rango procedió diciendo que Estados Unidos aumentaría su presencia militar en la región ártica y crearía un nuevo puesto militar de alto rango para asuntos del Ártico para contrarrestar las actividades de Rusia en el mar del norte.

«Bajo el presidente Trump, estamos fortaleciendo la seguridad y la presencia diplomática de Estados Unidos en el área. «Por el lado de la seguridad, en parte debido a las actividades desestabilizadoras de Rusia, estamos organizando ejercicios militares, fortaleciendo nuestra presencia de fuerza, reconstruyendo nuestra flota de rompehielos, expandiendo los fondos de la Guardia Costera y creando un nuevo puesto militar para asuntos árticos dentro de nuestro propio ejército», Pompeo dijo en un discurso antes del inicio de una reunión ministerial del Consejo Ártico en Rovaniemi.

En abril, el ministro de Relaciones Exteriores ruso, Sergey Lavrov, dijo que Rusia está lista para brindar apoyo a todos los barcos que pasan por la Ruta del Mar del Norte, que recorre la costa del Ártico ruso desde el Mar de Kara hasta el Estrecho de Bering.

Pompeo, sin embargo, acusó a Rusia de presentar lo que él llamó una «demanda ilegal» en la Ruta del Mar del Norte y exigir a otras naciones que soliciten permiso para usar la ruta.
Pompeo también dijo que Rusia está amenazando con hundir cualquier barco que no cumpla con su demanda.

Rusia ha estado intensificando sus actividades militares, comerciales y de exploración en el Ártico en los últimos años, construyendo infraestructura de transporte y producción de energía y desarrollando la Ruta del Mar del Norte como parte del Paso del Norte del Ártico que une Europa y Asia.

Pompeo también se refirió al papel de China en la región, diciendo que Estados Unidos quiere que China actúe como un jugador responsable en la región ártica y que respete los derechos soberanos de los estados árticos.

«China tiene estatus de observador en el Consejo Ártico, pero ese estado depende de su respeto por los derechos soberanos de los estados árticos.

Estados Unidos quiere que China cumpla con esa condición y contribuya de manera responsable en la región. Pero las palabras y acciones de China suscitan dudas sobre sus intenciones. Beijing afirma ser un estado casi ártico, pero la distancia más corta entre China y el ártico es de 900 millas. Sólo hay estados árticos y estados no árticos. No existe una tercera categoría y afirmar de otro modo no da derecho a China a nada «, dijo Pompeo en un discurso en Rovaniemi, Finlandia.

El Consejo Ártico es un foro de alto nivel que trata temas relacionados con la región ártica y promueve la cooperación entre los estados miembros. El consejo incluye a Estados Unidos, Canadá, Rusia, Finlandia, Noruega, Dinamarca e Islandia, así como a varios estados observadores.

Fuente