El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo hoy a la oposición que salió a las calles a pedir su renuncia que tienen derecho a manifestarse, somos respetuosos y hasta celebro que organicen estas manifestaciones.

En su conferencia de prensa matutina en el Palacio Nacional, el mandatario respondió así a una pregunta de un periodista sobre una marcha este fin de semana de unas 10 mil personas, presuntamente de un partido opositor, que recorrió unas 10 cuadras desde la glorieta de El Ángel hasta el monumento a la Revolución para criticar la IV Transformación.

Ojalá se sigan manifestando en libertad quienes no están a favor del Gobierno y es lógico, es natural, pero volvemos a aclarar que esto no es un cambio de Gobierno, sino de régimen, que los vamos a escuchar a todos, pero primero, por el bien de la patria, a los pobres, y no habrá marcha atrás ni para coger impulso porque la IV Transformación va, y de que la corrupción se acaba no hay dudas, reiteró.

Esto, dijo, es una transformación a fondo y sabemos que eso no le gusta a los conservadores, les molesta porque llevaban más de tres décadas saqueando y enriqueciéndose y ya no lo podrán seguir haciendo y, por eso, dicen que fracasaremos. Yo acepto el desafío y digo que no va a avanzar el conservadurismo ni la corrupción que es una enfermedad.

Hago un llamado, agregó, a todos para que se vea aquí que es una enfermedad cuyo propósito fundamental es enriquecerse a costa de lo que sea, sin escrúpulos morales de ninguna índole, pero no es lo material lo que da la felicidad. Así que entre ellos hay molestia generalizada porque ya no hay corrupción tolerada como la había en todas las secretarías.

Al César lo que es del César y, por lo tanto, lo necesario, lo justo, es separar al poder económico del poder político del Gobierno y acabar con las deformaciones del período neoliberal e incluso desde antes, aunque sabemos que no es fácil cambiar esa mentalidad, añadió López Obrador.

Va la IV Transformación, expresó, vamos a seguir adelante entre todos, vamos a rescatar la dignidad y quienes no estén de acuerdo tienen todo nuestro respeto a su derecho a manifestarse, son libres de hacerlo, así es la democracia, pero nosotros también tenemos el derecho de réplica y la usamos.

Pero que tengan en cuenta, advirtió, que vamos a acabar con todos los privilegios, aunque es un proceso y no se puede cambiar de la noche a la mañana, y de todo eso vamos a informar al pueblo para que lo conozcan.

En otros temas abordados en la conferencia dijo que en cuanto a la reforma educacional que se retoma hoy nuevamente en la Cámara de Diputados que el diálogo está abierto con los maestros y ‘espero que la ley se aprueba en el legislativo, y los maestros tienen también derecho a manifestarse. No hay persecución a los docentes aunque deberían saber que no se trata de protestar por protestar’.

Habló también de la creación de la Guardia Nacional que ya comenzó a operar en algunos lugares del país, pero aclaró que no se trata de una guerra contra la delincuencia ni en especial contra el crimen organizado, sino que es un tema de seguridad nacional, de garantías a lograr la tranquilidad ciudadana.

Paralelamente, dijo, el Gobierno seguirá actuando como hasta contra las causas que originan la violencia, y en especial la atención que se le está dando a los jóvenes porque si no se combaten las causas sociales de ese flagelo, si no se atiende adecuadamente a los jóvenes, el problema no se resuelve. No es con guerra como se elimina la criminalidad sino con atención social que borre sus orígenes.

Fuente