Mientras que los miembros principales del partido se apresuraron a pedir disculpas, el presidente local de una rama juvenil del gobernante Partido Socialdemócrata de Suecia defendió la canción antisionista cantada por sus miembros durante una marcha del Día del Trabajo.

SSU, el ala juvenil de los socialdemócratas, ha aterrizado en el agua caliente mientras cantaba «¡Viva Palestina, aplasta al sionismo» durante su reciente marcha, en la que incluso socialdemócratas de alto rango, como el veterano del partido y ex presidente de la junta municipal de Malmö, Ilmar! Reepalu tomó parte.

El canto antiisraelí del partido gobernante de Suecia fue condenado enérgicamente por Svante Weyler, presidente del Comité Sueco contra el Antisemitismo, y fue seguido por varios políticos.

«Es difícil creer que significa algo más que desear eliminar el estado de Israel. Y la idea de eliminar a Israel es un pensamiento antisemita. Hay una larga tradición de ocultar el antisemitismo detrás del concepto de anti -Sionismo «, explicó Weyler a la emisora ​​nacional SVT.

Torbjörn Tegnhammar, del Partido Moderado liberal-conservador, se comprometió a plantear el problema en el consejo municipal de Malmö e instó al primer ministro Stefan Löfven a actuar.

El director de política de los demócratas cristianos, Johan Ingerö, sugirió que el eslogan era antisemita.

«Significa que tiene la intención de aplastar al único estado judío en el mundo, el único país donde los judíos pueden sentirse seguros», explicó Ingerö al medio de noticias Nyheter Idag.

Ingerö también acusó a los socialdemócratas de hipocresía, sugiriendo que calumnian a sus opositores de centro-centro como «extremistas de extrema derecha» al mismo tiempo que coquetean con sentimientos que representan una amenaza directa para los judíos suecos, quienes, según él, se sienten inseguros. .

El demócrata sueco Charlie Weimers acusó a los socialdemócratas de fomentar sistemáticamente el antisemitismo en un artículo de opinión.

La protesta pública provocó una disculpa por parte del presidente nacional de SSU, Philip Botström.

«Entiendo y tomo en serio todas las críticas contra nuestra unidad local en Malmö», escribió Botström en Twitter. «No debería haber ninguna duda sobre dónde se encuentra SSU en esta pregunta. Nos distanciamos de todas las formas de antisemitismo», agregó, asegurando que la canción no se cantará en el futuro.

Por el contrario, la silla local de la SSU, Electra Ververidis, se pegó a sus armas.

«No se puede simplemente tomar el antisionismo y el antisemitismo y pegar un signo de igualdad entre ellos», dijo Ververidis a SVT.

Además, ella argumentó que el canto tenía una larga historia dentro del movimiento obrero.

«Se trata de adoptar una postura política contra la ocupación de Palestina, y no de estar en contra de Israel o el pueblo judío», explicó Ververidis.

También impugnó la seguridad de Botström de que la canción ya no se cantará durante la demostración. Según Ververidis, SSU Malmö aún no ha discutido si es apropiado para futuros eventos.

Ververidis golpeó la apresurada condena de Botström, acusándolo de «mezclar manzanas y peras».

«Este canto se ha cantado durante años y es sobre críticas a las políticas de ocupación de Israel y nada más. Esto es algo que el mismo Botström sabe muy bien», concluyó.

Tweet: «Así es como se originó en la década de 1930»

«Larga vida a Palestina», desde donde se origina el canto «aplastar al sionismo», es una canción del grupo de rock palestino-sueco Kofia de la década de 1970.

El año pasado, SSU aterrizó en problemas por las declaraciones antisemitas y homofóbicas de los miembros islámicos de su grupo en el condado de Skåne, que más tarde dejaron sus puestos.

Bajo el gobierno socialdemócrata, Suecia se convirtió en la primera nación de la UE en reconocer la condición de Estado palestino en 2014, lo que provocó una reacción diplomática de Israel y un dramático azote de las relaciones entre Suecia y Israel.

Fuente