El presidente de Bolivia, Evo Morales, entregó hoy departamentos en el condominio Wiphala, en la ciudad de El Alto, a cuatro familias afectadas por el deslizamiento ocurrido en la zona Inmaculada Concepción de la vecina La Paz.

Morales personalmente entregó las llaves de los departamentos a los nuevos propietarios, infraestructuras que cuentan con tres dormitorios, sala, comedor, cocina y lavandería, con los cuales fueron beneficiados sin costo alguno los afectados por el desastre natural.

Somos un Estado fuerte, que participa en problemas que tiene el pueblo boliviano y nuestro proceso es para los más humildes cuando se presentan este tipo de situaciones. Si hubiera sido de noche, más vidas se hubieran perdido, señaló tras lamentar los cuatro desaparecidos que dejó el suceso.

El jefe de Estado destacó que a una semana de ocurrido el deslizamiento ya se estén entregando viviendas a los afectados, hecho que calificó de ‘histórico’ e ‘inédito’, ‘algo nunca visto en la vida’.

Por su parte, los beneficiados con los departamentos agradecieron al presidente y ponderaron la rápida reacción y solución a la demanda de una nueva casa.

Asimismo, el mandatario manifestó que la entrega de viviendas proseguirá en los siguientes días y adelantó que mañana otras familias damnificadas se trasladarán al municipio de Mecapaca, donde la víspera fueron entregados los primeros 14 departamentos para damnificados en el condominio ‘Pacha’.

En ese sentido, indicó que en ese municipio la comunidad se está organizando para entregar víveres a los nuevos vecinos, y anunció que en los siguientes días se dotará de cocinas, garrafas y televisores, entre otros.

Morales explicó que ahora lo que preocupa es la situación de las familias que vivían en alquiler, y espera que la Alcaldía de La Paz cumpla con el ofrecimiento de terrenos que hizo para que el Gobierno inicie la construcción de casas.

El deslizamiento que ocurrió el martes 30 de abril dejó al menos 180 familias en la calle, muchas de las cuales todavía viven en dos campamentos y poco a poco van ubicándose en sus nuevas viviendas, resultado de la gestión del Gobierno.

Fuente