Los trabajadores de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) visitaron un centro de detención temporal en el Estadio 22 de Mayo en Adén, el miércoles, donde continúan recluidos unos 2.500 inmigrantes.

Los migrantes son principalmente practicantes musulmanes de Etiopía y están celebrando el comienzo del Ramadán dentro del centro de detención. Ramadán es el mes más sagrado del calendario islámico que exige un ayuno estricto desde el amanecer hasta el anochecer.

La OIM está proporcionando a los migrantes agua y alimentos limpios, y está trabajando para prevenir enfermedades y brotes mediante la prestación de servicios de salud y saneamiento. La OIM, organización relacionada con la ONU, se encuentra actualmente en conversaciones con las autoridades de Yemen para la liberación de los migrantes.

La OIM afirma que las autoridades en Yemen comenzaron a detener a miles de inmigrantes irregulares en el estadio deportivo y en los campamentos militares el 21 de abril.