200 estandartes fascistas fueron sostenidos por los soldados del Ejército Rojo y arrojados delante del Mausoleo de Vladimir Lenin en el primer Desfile de la Victoria del 24 de junio 1945 en la Plaza Roja de Moscú, estandartes de oprobio e ignominia que representaban al peor enemigo de la humanidad: el nazi fascismo alemán.

La Gran Guerra Patria finalizó victoriosamente el 9 de Mayo del año 1945, pero también con la ofrenda de 27 millones de soviéticos que perdieron la vida entre civiles y militares.

¡Memoria Eterna!