El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, anunció hoy de manera definitiva que será el país con sus recursos propios, tecnología y personal profesional, el que construya la nueva refinería de petróleo de Dos Bocas, en Tabasco.

Todo correrá a cargo de México mediante una coordinación entre Petróleo Mexicanos (Pemex) y la Secretaría de Energía a cargo de su titular, la ingeniera Rocío Nahle, de manera que se desechan las licitaciones a cuatro empresas extranjeras por razones de incumplimiento de las condiciones planteadas tanto en términos de tiempo de construcción como en costos totales.

Para la obra hay disponible en estos momentos 50 mil millones de pesos que representan la tercera parte del costo programado, sin deudas ni préstamos, y con ello se va a iniciar el proyecto y avanzar en el aspecto ejecutivo de la obra que se realizará por administración nacional, aunque algunas partes se licitarán incluso con empresas extranjeras dentro de un ajustado presupuesto.

Repitió que se va a construir con la coordinación, administración y supervisión de Pemex y la Secretaria de Energía lo cual nos va a ayudar a terminarla en tiempo, cumplimos la palabra y es un desafío, otro más, de hacerla en tres años y de que nos cueste mucho menos de lo que estiman las empresas en la licitación.

Vamos a que nos cueste 160 mil millones de pesos en total (unos ocho mil 400 millones de dólares) y tres años de construcción, no más, para que salga en tiempo y con este presupuesto hacerla nosotros mismos de manera directa con el apoyo de los técnicos y de los trabajadores mexicanos.

Daremos contenido nacional a esta obra, con ingenieros y especialistas de Pemex, del sector energético mexicano, lo que nos va a ayudar a la construcción de la refinería y Rocío Nahle será la responsable, ella es petrolera y su secretaría va a tener como sede Villa Hermosa para llevar a cabo desde allí el proyecto, a pie de obra.

El mandatario dijo que hay una muy buena relación de apoyo y ayuda mutua entre la Secretaria de Energía y Pemex, y por lo mismo esta empresa va a designar a su departamento de proyecto para que se meta de lleno en la obra de Dos Bocas, y se va a contar también con el apoyo del Instituto Mexicano del Petróleo.

La licitación se declara desierta porque en lo fundamental están pidiendo mucho, se pasaron de los ocho mil millones de dólares, y también en el tiempo de construcción, pero nosotros no vamos a iniciar ninguna obra que no podamos terminar en el sexenio de este gobierno. Con la obra se van a crear cien mil empleos durante la construcción, aseguró.

El principal propósito del proyecto es aumentar la producción petrolera y sus derivados refinados y ya lo estamos logrando y ésta será una planta que mejorará los activos de Pemex y beneficiará a jubilados, ingenieros, técnicos y especialistas mexicanos que van a demostrar lo que se puede hacer y no tengo la menor duda de que haremos todo lo que nos hemos propuesto.

Por su parte la ingeniera Nahle anunció que ya se conformó el equipo que ejecutará el proyecto, se convocó al personal de Pemex, del instituto, de la secretaria y de Naciones Unidas que también tendrá una participación para avalar la transparencia de la obra, sus principales alcances, e1 plazo de ejecución de tres años, y la inversión equivalente a ocho mil millones de dólares, así como la calidad del proyecto.

Fuente