«Defender a los verdaderos héroes de la Gran Guerra Patriótica de 1941-1945 es un deber sagrado en las condiciones en las que en algunos países les mienten descaradamente a sus hijos sobre la guerra y están traicionando a sus antepasados», dijo el presidente ruso Vladimir Putin en un discurso en el desfile de la victoria en la Plaza Roja de Moscú.

«El recuerdo sobre la Gran Guerra Patriótica, sobre su verdad, es nuestra conciencia y nuestra responsabilidad. Hoy vemos cómo en algunos países están distorsionando deliberadamente los eventos de la guerra, cómo están haciendo ídolos a aquellos que se olvidaron de su honor y  la dignidad humana y sirvieron a los nazis, cómo están mintiendo descaradamente a sus hijos y traicionando a sus antepasados», dijo Putin.

«Nuestro deber sagrado es defender a los verdaderos héroes. Nos inclinamos ante todos los veteranos de la generación de victoriosos», subrayó el líder ruso.

Los veteranos de la Gran Guerra Patriótica ahora viven en diferentes países ahora, pero su hazaña no se puede dividir. Siempre los honraremos a todos, glorificaremos la Victoria que fue y sigue siendo una para todos», subrayó Putin.

Fuente