El presidente ruso, Vladimir Putin, participó en la marcha del Regimiento Inmortal en Moscú para conmemorar a quienes lucharon o murieron en la Gran Guerra Patriótica de la Unión Soviética contra la Alemania nazi entre 1941-1945.

Putin participó en la marcha del Regimiento Inmortal llevando el retrato de su padre.

Putin destacó en muchas ocasiones la importancia de esta acción y la necesidad de mantener la memoria sobre la Gran Guerra Patriótica. En su opinión, la celebración del 9 de mayo une a todas las generaciones de rusos con una historia de coraje porque cada familia tiene sus propios queridos héroes que viven en sus corazones.

Para Putin, como para la mayoría absoluta de los rusos, la Gran Guerra Patriótica de 1941-1945 es parte de la historia de su familia.

Como Putin solía recordar, su padre, Vladimir Spiridonovich Putin, fue inmediatamente al frente después de que estalló la guerra donde luchó y fue gravemente herido cerca del bloqueo a Leningrado.

El jefe del estado ruso también recuerda con frecuencia a su madre, Maria Ivanovna, quien vivió el bloqueo de Leningrado, y a su hermano mayor que murió de difteria en 1942. Vladimir Putin nació siete años después de la victoria.

Fuente