Esto hace eco de la declaración anterior del impostor Guaido de que aún está tratando de encontrar la «mejor salida» de la crisis de Venezuela. La situación en el país sudamericano se intensificó el 30 de abril, cuando Guaido intentó sin éxito iniciar un golpe de estado para derrocar al presidente Nicolás Maduro.

Hablando con el periódico italiano La Stampa, el opsitor y autoproclamado presidente titere Guaido ha dicho que «quizás» acepte una intervención militar de los Estados Unidos si puede ayudar a resolver la crisis política en su país.

Guaido agregó que no descarta que la oposición venezolana recurra a una disposición constitucional que exige una intervención militar externa.

“Esta es una de las posibilidades. Hemos elegido el camino de las elecciones, pero la gente está sufriendo, por lo que debemos considerar con responsabilidad [todas las opciones] «, señaló.

Afirmó que las únicas unidades extranjeras actualmente presentes en Venezuela son los militares cubanos que apoyan al presidente Nicolás Maduro.

Cuando se le pidió comentar sobre «rumores sobre la reunión de la oposición con diplomáticos rusos en Caracas», Guaido señaló que la oposición «habla con los países que están listos para trabajar para poner fin a la usurpación».

«Rusia tiene intereses y contratos en Venezuela, y los respetaremos porque somos personas serias», enfatizó Guaido, agregando que lo mismo se aplica a China y a todos aquellos que piden una «solución real».

Al referirse a un reciente intento fallido de golpe de estado, Guaido señaló que la oposición «tendrá [ahora] más oportunidades porque más personas se unirán a la Operación Libertad».

Después de que Guaido instó a los civiles y militares venezolanos a tomar las calles para ayudar a derrocar al gobierno el 30 de abril, el Presidente Maduro dijo, en respuesta, que los comandantes de todas las regiones y zonas de defensa integral habían reiterado su lealtad al pueblo, la constitución y su patria

El intento de golpe se volvió violento y resultó en que unas 240 personas resultaron heridas, según la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, por su parte, anunció que Washington tiene un «conjunto de opciones a gran escala» para resolver la crisis venezolana, alegando que cualquier acción que tome Estados Unidos sería «legal».

El estancamiento político en Venezuela se intensificó el 21 de enero cuando Guaido se proclamó a sí mismo como líder interino del país, en lo que contaba con el apoyo de varios países, incluido Estados Unidos.

Maduro, a su vez, acusó a los Estados Unidos de intentar organizar un golpe de estado para instalar a Guaido como su títere. Rusia, China y varios otros países han expresado su apoyo a Maduro como el único presidente legítimo de Venezuela.

Fuente