La marcha del «Regimiento Inmortal» se llevó a cabo en las ciudades más grandes de Siria: Damasco y Alepo, así como en el territorio de la Universidad de Tishreen en Lataquia.

Olga Potapova, residente de Damasco, dijo a TASS que en la capital siria, el Regimiento Inmortal se llevó a cabo por tercera vez, y el número de sus participantes creció cada año.

«Para nosotros, viviendo en Siria, el feriado del Día de la Victoria es especialmente valioso», dijo.

El Regimiento Inmortal también se llevó a cabo en Alepo. Junto con los compatriotas rusos, los sirios, que perdieron a sus seres queridos en una guerra civil, marcharon por las calles de la ciudad.

«Hoy, celebrando esta fecha sagrada, nos damos cuenta una vez más de la inmensidad de la victoria sobre el nazismo. Estamos orgullosos de nuestros padres y abuelos que lograron destruir la fuerza oscura de la Wehrmacht. El Día de la Victoria es nuestra fiesta común. Después de todo la Gran Guerra Patriótica fue una batalla por el futuro de la humanidad», dijo a la prensa Ruslan Voronin, un representante del Centro para la reconciliación de las partes en conflicto en Siria.

Fuente