La ciudadana rusa María Butina, quien actualmente cumple una condena de prisión en Estados Unidos por espionaje, fue trasladada de la cárcel en Alexandria, Virginia, donde ha permanecido hasta ahora, dijo su abogado Robert Driscoll a TASS el viernes.

«Me he contactado con las autoridades de la prisión, ella no está allí. No se sabe dónde ha sido transferida», dijo.

La Oficina Federal de Prisiones de los Estados Unidos dijo a TASS que Butina se quedaría en un centro de detención en Alexandria, Virginia, y que sería liberada de la custodia el 5 de noviembre de 2019.

María Butina, de 30 años, fue arrestada en Washington DC el 15 de julio, justo antes de la reunión de Helsinki entre el presidente ruso Vladimir Putin y su homólogo estadounidense Donald Trump. El Departamento de Justicia de los Estados Unidos dijo que era sospechosa de actuar «como agente de Rusia dentro de los Estados Unidos al desarrollar relaciones con personas estadounidenses y organizaciones infiltradas que tienen influencia en la política estadounidense, con el propósito de promover los intereses de la Federación Rusa».

El 13 de diciembre, Butina se declaró culpable de conspiración para violar la ley estadounidense que rige a los agentes extranjeros que operan en el país y firmó un acuerdo de culpabilidad.

Butina fue a los Estados Unidos para un curso universitario. La primavera pasada obtuvo una maestría en relaciones internacionales de la American University.

Fuente