El presidente de Bolivia, Evo Morales, aseguró que hoy la política de su gobierno es una férrea lucha contra el narcotráfico y la corrupción caiga quien caiga, al saludar a la Policía y al Ministerio de Gobierno.

‘Saludamos al @MindeGobierno y a la Policía Boliviana por la captura del narcotraficante Pedro Montenegro’, escribió el jefe de Estado en su cuenta en Twitter respecto a la detención del traficante de estupefacientes, circulado con tarjeta roja de Interpol.

En otro tuit, Morales enfatizó en que la Policía es una institución que debe ser ejemplo de transparencia y honestidad para la población boliviana.

Agregó que el ministro de Gobierno, Carlos Romero, y la Policía tienen la instrucción de que ‘continúen con las investigaciones, desarticulación y detenciones de implicados que colaboraron o cometieron delitos junto al narcotraficante Pedro Montenegro, caiga quien caiga, y con todo el peso de la ley’.

Apenas unos minutos antes, Romero en compañía del comandante de la Policía, Yuri Calderón, y el director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn), Maximiliano Dávila, presentaron en la ciudad de Santa Cruz a Montenegro, arrestado tras múltiples acciones investigativas y el establecimiento de un cerco con cientos de agentes para impedir su fuga al extranjero.

El ahora reo era buscado en Brasil desde 2015 como cabecilla de una red de tráfico de drogas hacia Europa, mientras que en Bolivia reclutó a oficiales del cuerpo policial y presuntamente tenía nexos con jueces y abogados que lo encubrían.

Según Romero, ‘las diferentes diligencias intensivas de los últimos días, que prácticamente cercaron al señor Pedro Montenegro, le cortaron toda posibilidad de salida y le obligaron a presentarse para que la Policía proceda a su detención a través de un procedimiento de acción directa’.

Recordó el titular que las pesquisas comenzaron a fines de marzo del año en curso tras un reporte de contacto que establecía la posibilidad de encubrimiento al capo por parte de algunos oficiales de la Policía.

Con fecha 13 de abril, el jefe de la cartera de Gobierno hizo públicos los nombres de los oficiales presuntamente implicados con esa red de narcotráfico, entre ellos el excomandante de la Felcn de Santa Cruz Gonzalo Medina y del capitán Fernando Moreira, posteriormente dados de baja y encarcelados.

Describió Romero como ‘innumerables’ las operaciones investigativas para establecer esa organización criminal en sus componentes financieros, de protección armada, de alianzas con posibles empresas fachada, en su posible vinculación con algunas autoridades jurisdiccionales y en su modus operandi.

Reveló el seguimiento realizado a corporaciones que operan con avionetas, a varios pilotos y subrayó la coordinación con su par de Paraguay, a quien agradeció las medidas que se tomaron en la zona fronteriza.

Enumeró, así mismo, la cooperación con los cuerpos policiales de Brasil, Paraguay, Argentina, y subrayó las decenas de allanamientos en Santa Cruz y otros departamentos con la cooperación del fiscal cruceño, Israel Salguero.

Aseguró Romero que no se descartan nuevas investigaciones para esclarecer la verdad histórica de todos los hechos.

Fuente