Cientos de personas ocuparon las calles de Barcelona el sábado, moviendo camas, sillones y otros muebles para convertirse en un «hogar» en protesta por la crisis de vivienda de la ciudad.

«Tenemos tres demandas, que son: la expropiación inmediata de todas las casas propiedad de bancos y fondos de bienes raíces, la reducción del 50 por ciento de los precios de los alquileres y la detención de todos los desalojos en la ciudad», dijo el portavoz de «Trae to casa». (Trae tu casa).

«No nos iremos hasta que nos den soluciones para esta crisis de la vivienda».

La vivienda se convirtió en la principal preocupación de los residentes de Barcelona por primera vez en la Encuesta de servicios municipales de la ciudad en 2018, ya que los precios de alquiler y vivienda continuaron aumentando en toda España.

Fuente