Las fuerzas rusas y sirias reiniciaron su asalto a la ciudad de Kabani, ubicada en la cima de la montaña, en el campo noreste de la gobernación de Latakia.

Dirigidos por aviones rusos de la base aérea de Hmeimim en el sudoeste de Latakia, las dos fuerzas desataron un fuerte asalto contra las posiciones del Partido Islámico de Turkestán y Hay’at Tahrir Al-Sham en las cercanías de Kabani.

Además de los ataques aéreos rusos, la 4ª División Blindada del Ejército Árabe Sirio (SAA) ha liberado una gran cantidad de misiles de su lanzador Golan-1000; esto dio lugar a una serie de golpes directos sobre las defensas yihadistas.

El ataque de esta mañana se produce apenas 24 horas después de que intentaron asaltar a Kabani y expulsar a los rebeldes yihadistas restantes de la zona.

Sin embargo, a pesar de la intensidad de su ataque, el Ejército Árabe Sirio finalmente no pudo eludir las defensas yihadistas, lo que provocó su posterior retiro a la Altura 1154 en la ladera sur de la Montaña Al-Zuwayqat.

El Ejército Árabe Sirio está tratando de capturar a Kabani en los próximos días mientras intentan sellar la Gobernación de Latakia de la vecina Idlib.

Si tienen éxito, podrán imponer el control de fuego en varias áreas del distrito de Jisr al-Shughour de la gobernación de Idlib.

Fuente