La reducción de la pobreza en Bolivia del 62,1 por ciento en 2000 al 15,2 en 2018 fue calificada hoy de paradigmática por la secretaria general Iberoamericana (Segib), .

Al impartir el ‘Seminario Internacional Políticas Públicas para el Desarrollo de Iberoamérica’ en el hall de la Vicepresidencia del Estado, Grynspan recordó que en las décadas de 1980 y 1990 casi la mitad de la población estaba por debajo de la línea de la pobreza y, a su juicio, el caso boliviano probablemente sea el descenso más acelerado ocurrido en la región.

Destacó que actualmente la clase media reúne más de la tercera parte de la población del país suramericano, considerado, a su juicio, ‘un motor de democratización, crecimiento y transformación social’, teniendo en cuenta los estudios del coeficiente de Gini, que mide la desigualdad socioeconómica de una sociedad con valores de 0 y 1.

Precisó la economista costarricense en su presentación que hablar de clase media en América Latina hoy es equivocado, por tratarse de un grupo heterogéneo, en el que una parte se caracteriza por el empleo formal y otra trabaja en puestos informales.

Grynspan expuso en el seminario junto con el viceministro de Presupuesto, Jaime Durán, autoridades nacionales y representantes de movimientos sociales.

En la mañana de este lunes, la representante del Segib resaltó que Bolivia no solo es un receptor de cooperación, sino que ofrece colaboración en varios temas.

Ahora es un referente de cooperación en áreas de los Objetivos de Desarrollo del Milenio 2, 3 y 8, específicamente en los temas de Hambre Cero, Salud y bienestar, y Trabajo decente, lo que denota cómo se han fortalecido las capacidades del país en cooperación al resto de los países, expresó.

Fuente