Los empleados de los servicios de seguridad y la policía estadounidense invadieron la embajada venezolana en Washington e intentaron sacar a los partidarios del presidente Nicolás Maduro, dijo Medea Benjamín, cofundadora de la organización de derechos humanos Global Exchange y del movimiento de mujeres contra la guerra CodePink.

Los agentes de la ley no lo hicieron debido a la falta de una orden de arresto. Actualmente, según Benjamín, hay cuatro activistas en el edificio y no permiten que representantes de la oposición venezolana ocupen la misión diplomática.

Fuente