Angela Merkel dijo que Europa debe cambiar su posición para enfrentar los desafíos que enfrentan sus tres principales competidores globales, China, Rusia y Estados Unidos.

«Las antiguas garantías del orden de posguerra ya no se aplican», dijo la Canciller.

Hoy, cuando se enfrentan a problemas que van desde la interferencia rusa en las elecciones hasta la influencia económica de China y el monopolio estadounidense en el mercado digital, Europa debe ser más eficaz para crear un frente unido.