El turoperador británico Thomas Cook, que reportó hoy pérdidas por mil 500 millones de libras esterlinas en el último semestre, atribuyó esos números rojos a la incertidumbre provocada por la crisis del Brexit.

 

Hay pocas dudas de que el proceso del Brexit ha llevado a muchos clientes del Reino Unido a retrasar sus planes de vacaciones para este verano, aseguró Peter Fankhauser, director ejecutivo de la agencia de viajes más antigua del mundo.

Según el ejecutivo, la prolongada ola de calor del año pasado y los altos precios en las islas Canarias, uno de los destinos preferidos de los turistas nórdicos, también influyeron en esos resultados negativos.

Fankhauser advirtió además que el panorama para el resto de 2019 tampoco es muy alentador, pues a la incertidumbre de los potenciales clientes, dijo, hay que añadir los altos precios del combustible y de los hoteles.

Para contrarrestar las pérdidas, Thomas Cook, que ya cerró este año 21 oficinas en el Reino Unido y puso en venta su flota de 103 aviones, no descarta hacer otros recortes.

Por otra parte, el Brexit, como se le conoce popularmente a la decisión adoptada por la mayoría de los británicos de abandonar la Unión Europea, sigue en el limbo, debido a la negativa del Parlamento a aprobar el tratado de retirada negociado por la primera ministra Theresa May con sus pares europeos.

La salida, que debió concretarse el 29 de marzo pasado, ahora está fijada para el 31 de octubre próximo.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ;