La vida era tranquila en la pequeña ciudad bosnia de Bihac, cerca de la frontera con Croacia, hasta que comenzaron a llegar flujos de migrantes en 2018. Después de que se cerraran otras rutas de migración a través de los Balcanes, Bihac se ha convertido repentinamente en un nuevo punto de partida para miles de migrantes. tratando de cruzar la frontera en busca de una vida mejor en la Unión Europea. Los migrantes lo llaman «el juego» y están decididos a «jugarlo» hasta que lleguen a su destino final en Europa.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ;