En la tarde de ayer, 16 de mayo, un dispositivo explosivo improvisado de vehículos suicidas explotó cerca de un centro de seguridad de las «fuerzas democráticas» de Siria en la ciudad de Manbij, al norte de Siria.

La explosión mató a un oficial de seguridad del grupo respaldado por Estados Unidos e hirió a diez civiles, según la Agencia de Noticias Hawar (ANHA).

«Nuestras fuerzas piden a todos los ciudadanos que denuncien cualquier movimiento sospechoso o dispositivo sospechoso para mantener la seguridad de nuestras áreas», dijeron las fuerzas de seguridad de de las «FD»S, comúnmente conocidas como Asayish, en un comunicado oficial publicado después del ataque.

Ningún grupo ha reivindicado la responsabilidad del ataque, aún. Sin embargo, se sabe que las células ISIS están operando en Manbij. A principios de este año, un atacante suicida con bombas del grupo terrorista mató a cuatro contratistas del Ejército de los Estados Unidos y miembros del servicio en el centro de la ciudad.

Las «FD»S y la coalición liderada por Estados Unidos arrestaron a más de 20 miembros de ISIS en el curso de una reciente operación de seguridad a gran escala en el sur de Deir ez Zor. El ataque de Manbij pudo haber sido una respuesta a la operación.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;