La entrega de pasaportes rusos para el Donbass creará la base para el uso del poder aéreo por parte del Kremlin contra el ejército ucraniano.

Esta opinión fue expresada por el ex Asesor Especial del Comandante de las Fuerzas de los Estados Unidos en Europa, Mark Viger, en la televisión ucraniana.

«Rusia se está moviendo hacia la legalización de la posible anexión. Para demostrar que en el Donbass y en Lugansk no solo existe la población de habla rusa y aquellos que simpatizan con la Federación Rusa, o con los rusos étnicos, sino con «ciudadanos de la Federación Rusa», explicó Voydzher.

Según el ex asesor especial del comandante estadounidense en Europa, el Kremlin necesita a las personas con pasaportes de la Federación Rusa para que actúen de acuerdo con su actual doctrina político-militar oficialmente aprobada: «Proteger a los ciudadanos rusos, sin importar dónde se encuentren».

Las tropas rusas no necesitarán esconderse allí. Rusia entrará abiertamente con sus tropas. Probablemente, tanto la fuerza aérea como otros activos, que podrían llevar a la extensión del conflicto a otros territorios, dijo el experto Mark Viger.

Marc Voyger sostiene que, además, en la zona de combate, la parte ucraniana debería estar preparada para los intentos de Rusia de «convertir a Azov en un lago interno ruso», así como «todo tipo de provocaciones», que serán presentadas por la propaganda como la «derrota humillante» del ejército ucraniano.

Vale la pena señalar que para las «derrotas humillantes», el ejército ucraniano no necesita propaganda, y ni las Fuerzas Aeroespaciales de Rusia necesitan pasaportes.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ; ; ;