Los refugiados procedentes del campamento de Al-Rukban que está en el territorio sirio de Al-Tanf, controlado ilegalmente por los EE.UU. y los extremistas bajo sus órdenes, están recibiendo atención médica y comida en el centro de alojamiento temporal de Abdurahman Shamoun establecido por las autoridades sirias, dijeron a los reporteros el lunes.

«Tuvimos que pasar tiempo en carpas. Si nos atrevíamos a salir, cualquiera de los terroristas podría violarnos o matarnos. No hay leyes en Al-Rukban, solo reglas establecidas por los extremistas», dijo Halima Hammud, una madre con muchos hijos.

El agua potable contaminada causa problemas de salud entre quienes viven en el campamento, por lo que Halima tuvo que ser hospitalizada cuando finalmente salió.

«Los estadounidenses no querían dejarnos salir, los extremistas comenzaron a disparar. Tuvimos que correr bajo el fuego y ni siquiera pudimos saber quién había logrado sobrevivir. ¿Qué miedo me dio? No sentí nada entonces, solo quería huir de los estadounidenses y los terroristas lo más rápido posible», dijo un refugiado llamado Ali Ammar.

Según él, él y varios otros refugiados fueron atacados después de intentar salir del campamento, sufrió una herida de bala en el codo. Sin embargo, los refugiados están a salvo en el centro de Abdurahman Shamoun, agregó.

Fuente

Etiquetas: ; ;