Miembros de grupos armados de oposición se preparan para acusar a los militares sirios y rusos de usar armas químicas en Idlib (ambos refutaron estas acusaciones como falsas) para obstaculizar la ofensiva llevada a cabo por el ejército sirio.

Con esta configuración, la oposición pretende aumentar la presión internacional sobre las autoridades sirias e impedir la ofensiva del gobierno en las provincias de Hama y Lataquia en las fronteras con Idlib, donde las tropas sirias han obligado a los extremistas a retirarse de varias áreas.

En Hama, desde el 8 de mayo, las unidades del ejército sirio han capturado a Kafr Nabudah, Qalaat Al Madiq, Shaykh Idris, Al Huwayz y las áreas adyacentes. La ofensiva terrestre fue precedida por ataques aéreos de aviones sirios y rusos que atacaron las posiciones de los grupos armados cerca de los poblados mencionados, además de los suburbios de los poblados de Khan Shaykhun y Kafr Nabl el 5, 6 y 7 de mayo. Al mismo tiempo, la acción ofensiva en Lataquia encontró una feroz resistencia de los extremistasatrincherados en la aldea de Kabani, quienes rechazaron todo intento de avance de las fuerzas gubernamentales.

La principal fuerza que enfrenta el ejército sirio es la afiliada de Al-Qaeda, el grupo terrorista Hayat Tahrir Al-Sham (ex Jabhat Al Nusra). En los últimos años, Hayat Tahrir Al-Sham logró establecer el dominio sobre la mayor parte de la provincia de Idlib y las áreas vecinas de Hama, Lataquia y Alepo. Además de Hayat Tahrir Al-Sham, los grupos de oposición que participan en la contraofensiva incluyen Jaysh Al Izza, Jaysh Al Nukhba y otras facciones bajo el paraguas de Jabhat Wataniya li-Tahrir (Frente de Liberación Nacional).

La oposición ya ha culpado a decenas de muertes de civiles a los militares sirios y rusos, acusándolos de atacar hospitales de campaña con ataques aéreos y de artillería.

También se informó que la oposición también pretende acusar a Siria y Rusia de usar armas químicas (ya fueron refutadas estas acusaciones como falsas). Según las fuentes, se utilizarán escombros de municiones sin explotar modificadas para asemejarse a las ojivas químicas.

Una posible explicación de la intención de la oposición de recurrir a la provocación química podría encontrarse en la disminución del apoyo de sus partidarios extranjeros. Los estados occidentales, especialmente los Estados Unidos, han cerrado programas para los grupos armados de la oposición siria desde hace mucho tiempo. Turquía, que se convirtió en el principal defensor de la oposición, también se ha distanciado de los acontecimientos recientes y no intervino contra el ejército sirio y sus aliados.

En estas circunstancias, la única salida para la oposición es reutilizar el escenario del ataque químico Khan Shaykhun de 2017 que se atribuyó al gobierno sirio y provocó un ataque con misiles de los EE.UU. en los sitios militares sirios. Cabe esperar que aparezcan signos de preparación para este escenario en los próximos días.

Fuente

Etiquetas: ; ;