El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, respondió hoy con moderación a exabruptos del mandatario estadounidense Donald Trump quien criticó acremente la política migratoria de este país.

Preguntado al respecto en su conferencia de prensa matutina en el Palacio Nacional, López Obrador dijo que el propósito de su administración es mantener buenas relaciones con el gobierno de Estados Unidos.

Sin atacar de frente el problema planteado por su vecino, el mandatario mexicano elogió que la Casa Blanca quitara los aranceles al acero y al aluminio y dijo que eso es bueno para todas las partes y así es como se deberían de solucionar todos los pleitos.

Reiteró, al igual que en otras oportunidades, que estamos en una comunicación permanente, atendiendo las preocupaciones que ellos tienen, sus peticiones, pero siempre en un ambiente de amistad que es lo mejor.

Estoy mandatado por la mayoría de los mexicanos, dijo, para no pelearme con ese gobierno, y puso como ejemplo reuniones internacionales en las que discreparon con Estados Unidos pero se actuó con prudencia.

Dijo que en esos casos México está representado por el secretario del Exterior Marcelo Ebrard a quien le tiene toda confianza y es un político y diplomático de primer orden.

La pregunta estuvo relacionada con un tuit ayer de Trump, quien de nuevo atacó a México por hacer ‘virtualmente nada’ para frenar el flujo de ‘ilegales’ a la frontera con Estados Unidos y amenazó de manera ominosa pero sin detalle que pronto responderá a eso.

Ni Trump ni nadie ofreció alguna explicación por este exabrupto y México tampoco lo había respondido, de allí que surgiera el tema en la conferencia de hoy en el Palacio Nacional.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ;