Las elecciones al Parlamento Europeo están a la vuelta de la esquina; La votación se celebrará del 23 al 26 de mayo en las 28 naciones de la UE. Está programado para demostrar si los partidos populistas y euroescépticos que han estado ganando apoyo en las elecciones nacionales también lo harán a nivel europeo.

En el Reino Unido, se espera que el Partido Brexit de Nigel Farage obtenga la mayoría de los votos, ya que el país no lo ha logrado a tiempo y se requiere que participe en las elecciones de la UE a pesar de su salida prevista del bloque.

Elecciones al Parlamento Europeo

¿Los partidos constituyentes, como sugieren algunos analistas, perderán su mayoría en toda Europa? El político español Sergio Pascual, diputado que representa a Sevilla y primer secretario del partido de izquierda Podemos, así como analista en CELAG (el Centro Estratégico Geopolítico de América Latina), cree que los partidos euroescépticos podrían ganar un tercio de los escaños:

«La identidad europea está en juego. Es posible que un tercio de los diputados elegidos sean euroescépticos, es decir, que estén dispuestos a dividir a Europa. Esto no es una mayoría, sino un número significativo. Serán una fuerza importante en Italia, Francia. y Polonia», dijo Pascual.

También expresó la creencia de que las partes euroescépticas no tendrán éxito:

«Creo que Europa puede enfrentar un complejo bloqueo de cinco años para poder trabajar en defensa de la democracia y los ideales por los que nuestro continente es conocido. Pero todavía espero que esto no suceda y Eurofobia y xenofobia fracasen en las elecciones que se celebrarán el 26 [de mayo]».

En las elecciones generales celebradas en España el mes pasado, el PSOE socialista obtuvo más escaños, lo que lo convierte en el mayor partido político de la legislatura nacional. Otro gran ganador fue el partido populista y antiinmigración Vox, que ganó escaños por primera vez en las elecciones. Sin embargo, los expertos señalan que en España, a diferencia de otras naciones europeas, el ascenso del partido populista de derecha tuvo que ver con la reacción violenta contra la independencia catalana. Pascual destacó que las personas votaron por la unidad en el país:

«En primer lugar, la sociedad española solicitó cierta reconciliación y alguien que tomaría las riendas del poder después de un período de considerable inestabilidad. En segundo lugar, el movimiento de independencia de Cataluña no ganó tanto como esperaba».

El político español dijo que aunque los socialistas ganan la mayoría de los escaños, necesitarán ayuda para formar un gobierno:

«El Partido Socialista (PSOE) desea gobernar solo, pero las matemáticas y la aritmética muestran que si no llega a un acuerdo legislativo para estabilizar su gobierno con Unidas Podemos, tendrá un momento difícil…Es el comienzo de un período que llamo ‘sospecha de colaboración’, cuando ambas partes no confían entre sí, pero saben que deben cooperar», explicó.

Relaciones entre España y Latinoamérica

En medio de la crisis actual en Venezuela, el ministro «socialista» de Asuntos Exteriores de España, Josep Borrell, criticó el manejo de la situación en el país por parte de Estados Unidos. A pesar de reconocer, no sin dudarlo, a Guaidó, el gobierno de España se niega a aprobar cualquier intento de golpe militar, y según Borrell, la solución a la crisis solo puede ser «pacífica, negociada y democrática».

Pascual dijo que con respecto a América Latina, hay «una continuación de un cierto cambio en términos de respetar la soberanía de varios países y determinar su futuro».

Al comentar sobre el pobre desempeño reciente del Partido Popular de centro-derecha (PP) de España, que perdió aproximadamente la mitad de sus escaños en las recientes elecciones, señaló que «la subordinación del Partido Popular a las políticas de Washington es bien conocida». Según el legislador, el Partido Socialista (PSOE) al menos ha demostrado que tiene su «propia política» de gobierno al respecto.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;