El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció hoy que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) será rescatado de la corrupción y resolverá la escasez de medicamentos y médicos.

Para ello, dijo, se nombró directora a Zoé Robledo, en reemplazo del renunciante Germán Martínez, y darle un viraje a esta situación y sacar adelante al Seguro Social.

El mandatario afirmó que el IMSS es una institución fundamental muy importante y rescatarla como otras a las que hay que salvar, y lo está haciendo el Gobierno en su conjunto porque están plagadas de corrupción y se están limpiando.

A los que quieren mantener el régimen de corrupción no les gusta la honestidad, les molesta la austeridad republicana y alegan no solamente casos contra nosotros que no nos corresponden, sino que, además, se va a afectar el servicio de salud, que no va a haber medicamentos, cuando no es así, sino al contrario, expresó.

Si se acaba con la corrupción, si se aplica la austeridad, dijo el gobernante, va a haber un mejor servicio porque la corrupción daña, es un cáncer hablando en términos médicos.

El jefe de Estado añadió que ‘hay una resistencia, como es lógico, pero no nos vamos a detener. Para que se tenga una idea, el año pasado el seguro compró alrededor de 40 mil millones de pesos en medicamentos y faltan medicamentos’.

Es inexplicable que, a su vez, el Instituto de Servicios del Seguro Social a los Trabajadores comprara otros 15 mil millones de pesos en medicamentos, es decir 55 mil millones de pesos (casi tres mil millones de dólares) en total en el país, y no haya medicamentos, manifestó en su habitual conferencia de prensa diaria.

López Obrador denunció que ‘hacían su agosto unas cuantas compañías de medicamentos y hay que eliminar eso, si se necesita haremos licitaciones internacionales’.

Al respecto dijo que ya hay un convenio con Naciones Unidas para la transparencia y no nos vamos a detener. Que los ciudadanos sepan que tenemos certezas y que hay un servidor público nuevo, honesto, que se va a hacer cargo del IMSS.

El mandatario presentó a Zoé Robledo, quien explicó que lo primero que hizo al asumir el cargo fue revisar los ingresos y egresos de la institución, y quedó claro que de los 64 mil millones de pesos asignados supuestamente se gastó 94 por ciento en medicinas y material de curación, pero hay escasez.

Robledo dijo que, por lo tanto, no es solamente presentar qué se ha gastado, sino gastarlo bien y acabando con la corrupción.

No basta, agregó, con ejecutar el presupuesto, como tampoco no usarlo no es ahorro en el caso de la salud ciudadana sino que, por el contrario, puede ser un fracaso, y ahí es donde vamos a buscar los problemas de la corrupción, averiguar dónde hay precios inflados y orientaciones equivocadas en las compras.

Admitió que hay muchos retos más para saber en qué se gasta cada centavo y que el dinero sea cuidado por el Estado con ánimo y espíritu de gastarlo de manera eficiente y honrada, sin visos de que haya una situación de corrupción.

Etiquetas: ; ; ;