Las autoridades de los Estados Unidos iniciaron una campaña para culpar a Rusia por los presuntos ataques contra instalaciones civiles en la provincia de Idlib en Siria, dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia.

La declaración se produce después de la publicación del 6 de mayo en el periódico Washington Post que acusó a los militares rusos y sirios de presuntamente llevar a cabo ataques aéreos deliberados contra hospitales y otras instalaciones de infraestructura civil en Idlib.

«Creemos que la campaña de desinformación que vemos ahora fue lanzada por las autoridades oficiales de EE.UU. Eso se debe a que es beneficioso para Washington mantener intacto el llamado enclave territorial de Idlib», dice la declaración.

Según el ministerio, los autores de esta publicación dicen que «no hay noticias sobre la verdadera razón detrás de todos los problemas en la provincia siria de Idlib, donde el poder ha sido tomado por terroristas internacionales reconocidos como tales por el Consejo de Seguridad de la ONU y también por la legislación nacional de los Estados Unidos».

El objetivo de esta campaña de información es para detener artificialmente el proceso de tomar medidas drásticas contra los terroristas internacionales en Siria y también retrasar la confrontación armada, dice la declaración.

Por lo tanto, esto sirve como un pretexto para mantener la presencia militar de EE.UU. en Siria, lo que impide el acceso de las autoridades sirias a los ricos recursos naturales al oro lado del río Éufrates y crea un obstáculo para la libre circulación de personas y mercancías a través de la carretera internacional Damasco-Bagdad, que pasa por el área de Al Tanf actualmente ocupada por los EE.UU., según el ministerio.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;