La falta de detalles en el escándalo por una violación de las leyes de seguridad química de la Unión Europea por parte de los principales productores es «un gran peligro» y solo da un vistazo a la escala real del problema, dice Jorgen Maier, director de una ONG ambientalista alemana. .

«Creo que existe una gran posibilidad de que tengamos productos químicos en el mercado que no se hayan revisado lo suficiente», dijo Maier, quien es el director del Foro Alemán de ONG sobre Medio Ambiente y Desarrollo, en una entrevista con nosotros. «Toda la información que tenemos está llena de déficits, está lejos de ser completa y esto está jugando con la vida de las personas».

A principios de esta semana, una investigación del grupo ambientalista alemán BUND reveló que más de 650 compañías «han estado ignorando la ley durante años y se han salido con la suya, vendiendo sustancias que podrían causar cánceres hormonales, trastornos cerebrales y otros problemas de salud graves».

La Agencia Europea de Sustancias Químicas (ECHA, por sus siglas en inglés) ha reconocido el problema, pero como informa la corresponsal Charlotte Dubenskij, la agencia ahora está acusada de intentar barrer el escándalo debajo de la alfombra. La situación llevó a Maier a decir que el actual sistema de control químico en la UE está fallando.

Lo único que ahora podemos decir con seguridad es que el sistema no funciona correctamente. Tenemos productos químicos que aparentemente no están suficientemente controlados y eso es potencialmente un gran peligro.

hemos contactado a varias de las compañías en el centro del escándalo, incluyendo BASF, Dow Chemical y Henkle, pero aún no ha recibido ninguna respuesta.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ;