El gobierno acelera en la última semana la compra de medicamentos y materiales de curación ante la crisis que se presentó en los hospitales del sistema de Salud Pública, admitió hoy el Instituto Mexicano de Seguridad Social (IMSS).

En un comunicado, la entidad señala que el gobierno federal esta semana que concluye inició para el IMSS 237 compras de diversos productos como materiales de curación y algunos medicamentos, con plazos de aviso que no superan los 15 días.

En lo que va de mayo ya suman 330 compras, licitaciones, invitaciones y convocatorias para hospitales como Oncología, Ginecología y Obstetricia, de Especialidades del Centro Médico Nacional, de Cardiología, el General Gaudencio González, de Gineco-Pediatría, Dr. Antonio Fraga Mouret, entre otros varios.

Entre los servicios que pretenden contratarse para hospitales, delegaciones estatales y oficinas administrativas está el mantenimiento a equipos, digitalización, hemodiálisis, vigilancia, investigación de mercado para adquisición de material, remodelación a inmuebles y recarga de extintores, entre otros.

De acuerdo con la plataforma de Compranet, de las 330 adquisiciones para el IMSS que se llevaron a cabo, 39 fueron compras de medicamentos a partir del 19 de mayo, la mayoría por adjudicación directa y con ‘plazo de participación o vigencia del anuncio’, no mayor a 15 días.

Otras licitaciones y adquisiciones fueron para refacciones de monitor de signos vitales y equipo médico en general, consumibles, productos químicos, lentes, material terapéutico, gafas protectoras, material de curación, entre otros.

También para inversión en bienes en Jojutla, estado de Morelos, y otras entidades como Tlaxcala, Estado de México e Hidalgo. Asimismo, aparecen en la plataforma digital convocatorias, adquisiciones y licitaciones para mantenimiento a mobiliario y equipo médico, adquisición de líneas de infusión, material de curación, material de imprenta y adquisición de agua purificada para personal.

Otras fueron dirigidas a material de laboratorio, radiológico y de toma e interpretación de mastografías en unidades móviles, así como consumibles de equipo médico, psicotrópicos, cánulas para traqueotomía y diagnóstico, un laboratorio de control bacteriológico, todo esto hasta ayer sábado 25 de mayo, lo cual demuestra la gravedad del desabasto.

En su texto de renuncia al IMSS, el martes pasado, Germán Martínez advirtió que el abasto de medicamentos ‘pende de un hilo’ y es ‘precario’ en algunos lugares, si bien está garantizado, y apuntó que los contratos y convenios se rezagan y algunos están por vencerse, mientras las compras de equipamiento están paradas.

Se recuerda que el viernes pasado la oficial mayor de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Raquel Buenrostro, dijo que la escasez de medicamentos y materiales de curación se debía a una ‘planeación deficiente’ que puede subsanarse, y explicó que la compra consolidada de medicamentos de 2019 se realizó en el último trimestre del año pasado.

El 8 de enero, el exdirector del IMSS, Germán Martínez, informó que detectó un desabasto severo de insumos y medicamentos, como en el caso de Villahermosa, donde el inventario constataba cero existencia de adenosina, dopamina y pergotamina, así como de catéteres venosos, sondas de aspiración, jeringas de 20 y 10 milímetros, cánulas endotraqueales y agujas intraóseas.

Etiquetas: ; ; ; ;