La lucha contra el narcotráfico continúa hoy en Bolivia con diversas acciones por parte del Gobierno, y el presidente Evo Morales reitera el llamado a los policías y miembros de las Fuerzas Armadas para enfrentar ese flagelo.

Durante un acto celebrado en el departamento de Potosí, el jefe de Estado demandó tolerancia cero al narcotráfico y a aquellos efectivos que se sirven de este negocio para enriquecerse.

Morales pidió a los uniformados denunciar cualquier ilícito dentro de las filas de las fuerzas de seguridad en el país, sin temor alguno, y garantizó protección para los denunciantes.

‘Hermanos comandantes de la Fuerza Especial de Lucha contra el Narcotráfico (Felcn) en los distintos departamentos, tenemos la obligación de internamente controlar y extirpar si hay algunos que se aprovechan de nuestra institución’, señaló el mandatario.

En ese sentido, aseguró que por algunos malos elementos no se puede dañar la imagen de toda la institución.

Por su parte, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, resaltó que, como nunca antes, el Estado trabaja para brindar todas las condiciones a la Policía Boliviana, como infraestructura, equipamiento, laboratorios, tecnología, ‘para que la policía sirva a su pueblo combatiendo el delito’.

La víspera, el presidente Evo Morales entregó un edificio a la Felcn en la ciudad de Potosí, que fue construido con una inversión de más de cuatro millones de bolivianos (casi 600 mil dólares), de fondos provenientes del Impuesto Directo a los Hidrocarburos asignado a la Gobernación de Potosí.

Bolivia cuenta con una estrategia de lucha contra el narcotráfico y control de cultivos excedentarios de coca hasta 2020.

La misma aborda el asunto de las drogas de manera integral y equilibrada a través de la regionalización de la lucha contra el narcotráfico.

Tal estrategia está compuesta por cuatro pilares: reducción de la oferta, disminución de la demanda, control de cultivos excedentarios de coca y responsabilidad internacional compartida.

Etiquetas: ; ; ;