El canciller Jorge Arreaza notificó hoy que los Colectivos de Protección estadounidense mantienen la batalla por la paz en la embajada de Venezuela en Washington.

Mediante la red social Twitter, el ministro de Relaciones Exteriores precisó que a través de vídeos y declaraciones los activistas ‘piden respeto a la soberanía y que se logre un acuerdo con países protectores en el marco de la Convención sobre Relaciones Diplomáticas’.

Arreaza recordó que ante las constantes agresiones de la Casa Blanca contra la sede diplomática venezolana un grupo de integrantes de movimientos norteamericanos de solidaridad, decidió tras los anuncios de la ruptura de las relaciones permanecer en sus instalaciones para resguardar la vida del personal que allí labora así como sus espacios, autorizados por el Ejecutivo bolivariano.

Por su parte, el colectivo ha denunciado que el gobierno del presidente estadounidense, Donald Trump, tiene un plan internacional intervencionista contra la nación suramericana, en clara violación a la Convención de Viena, reseñó la cancillería en nota de prensa.

Ante las acciones de desalojo de la instalación, en días pasados, los activistas protestaron frente a la Casa Blanca y advirtieron que las manifestaciones contra el golpe de Trump, se van a multiplicar en todo el mundo.

‘Estas protestas van a escalar en el mundo, esto es solo el comienzo’, expresó uno de los manifestantes que con megáfono en mano encabezó la actividad contra la conducta inmoral de quienes intentan derrocar al mandatario Nicolás Maduro.

El Ministerio de Relaciones Exteriores venezolano informó que tras las protestas pacíficas y negarse a abandonar el local de la embajada, los integrantes de los Colectivos de Protección fueron arrestados y acusados de ‘invasores’.

No obstante, fueron puestos en libertad inmediatamente, luego de que un juez federal del distrito de Columbia dictaminara que solo podían ser acusados de un delito menor de clase A, ya que su permanencia en la sede diplomática fue autorizada por el Gobierno venezolano.

‘La orden de arresto fue ilegal. Ellos reconocen al gobierno imaginario del opositor Juan Guaidó. Me siento muy satisfecha de haber luchado en contra del intento golpista de EE.UU.’, declaró entonces a la multinacional Telesur la militante estadounidense por los Derechos Humanos Adrienne Pine.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ; ;