Corea del Norte realizó varios lanzamientos a principios de mayo, incluidas pruebas de misiles de corto alcance. El asesor de seguridad nacional de los Estados Unidos, John Bolton, dijo que Pyongyang había violado las resoluciones de la UNSC.

La Agencia Central de Noticias de Corea (KCNA, por sus siglas en inglés) dijo el lunes, citada por Reuters, que Bolton estaba equivocado en sus «conclusiones», e hizo hincapié en que «abandonar las pruebas de misiles» significaría «renunciar al derecho a la defensa propia».

Un comunicado emitido por la KCNA citó a un representante del Ministerio de Relaciones Exteriores de Corea del Norte diciendo que el asesor de seguridad nacional de Estados Unidos, Bolton, es un «fanático de la guerra», según un informe de Reuters. Además, Bolton está trabajando para destruir la paz y la seguridad, según la declaración de KCNA, citada por Reuters.

El domingo, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, restó importancia a los lanzamientos recientes de misiles de Pyongyang, diciendo que «Corea del Norte disparó algunas armas pequeñas, que perturbaron a algunos de mi gente y a otros, pero no a mí». Trump dijo que confiaba en que el líder del país mantendría su promesa de desnuclearizar la península de Corea.

Desde 2018, Corea del Norte ha participado en conversaciones de desnuclearización con los Estados Unidos. El líder norcoreano Kim Jong Un y el presidente estadounidense Donald Trump expresaron su compromiso con la desnuclearización de la península coreana en su primera reunión bilateral en Singapur en junio pasado.

Los dos líderes se reunieron por segunda vez en Vietnam en febrero. Sin embargo, sus conversaciones concluyeron bruscamente sin ninguna declaración o acuerdo, cuando no lograron llegar a un consenso sobre lo que cada parte estaba lista para comprometerse para asegurar un acuerdo.

Un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Corea del Norte dijo el viernes que Pyongyang culpa a Washington por el fracaso de la cumbre de Hanoi y se niega a reanudar las negociaciones hasta que Estados Unidos cambie su posición sobre Corea del Norte. Pyongyang dio pasos significativos para aliviar las tensiones, pero se enfrentó a demandas impracticables de Washington, subrayó.

Etiquetas: ; ;