Esta configuración también es comúnmente conocida por los pilotos como el «modo bestia». Reduce las capacidades de sigilo significativamente y generalmente se reserva para el tercer día de guerra y más adelante.

Un video subido en línea muestra a los aviones F-35 estacionados en los Emiratos Árabes Unidos — a través del Golfo Pérsico desde Irán — despegando con una carga completa de armas, conocida informalmente como «modo bestia» o «camión bomba».

Estas incursiones armadas hasta los dientes se realizan como parte de «misiones de disuasión» en el Área de Responsabilidad del Comando Central de los Estados Unidos, que se extiende desde el noreste de África hasta Turquía.

Los F-35 estacionados en los Emiratos Árabes Unidos normalmente pertenecen a la Base de la Fuerza Aérea Hill en Utah. Estos son los mismos aviones que se utilizaron en el primer ataque de los F-35 contra los terroristas de Daesh en el noreste de Irak a principios de abril.

La carga útil completa suele denominarse carga útil del «tercer día de guerra», ya que el avión con bombas en sus torres externas es muy visible en los radares. Esto contrasta con la carga útil del «primer día de guerra», donde las armas están reservadas solo para la bahía interna, manteniendo la visibilidad del avión al mínimo.

Curiosamente, los F-35 actualmente vuelan con las llamadas lentes Luneberg unidas a sus alas, que están diseñadas para exagerar la huella del radar del avión en un intento de alimentar a los sistemas antiaéreos enemigos con información falsa sobre el avión. En tiempo de guerra, las lentes se retiran, lo que hace que el avión sea mucho menos visible, explica David Cenciotti de The Aviationist.

Los aviones llegaron a los Emiratos Árabes Unidos a mediados de abril. Este es el primer despliegue del más nuevo avión de los Estados Unidos en el Medio Oriente.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ;