La Unión Económica Euroasiática es una asociación abierta, que se puede ampliar, dijo el primer ministro ruso, Dimitri Medvedev, en una entrevista con el canal de televisión Rossiya-24 en ocasión del quinto aniversario de la Unión Económica Euroasiática.

Hablando sobre los objetivos dela Unión, el primer ministro ruso señaló que sus cinco estados miembros — Rusia, Bielorrusia, Armenia, Kazajstán y Kirguistán — «no deben quedarse atrás en la agenda global», es decir, en economía digital, inteligencia artificial, la creación de una computadora cuántica y otros proyectos importantes.

«Solo en este caso, nuestra Unión Euroasiática será un éxito», dijo Medvedev, enfatizando que se trata de una unión abierta, que tiene observadores y puede ampliarse, lo que también hace que los estados miembros tengan éxito. «Entonces, los ciudadanos de nuestros países estarán bien, se sentirán seguros en nuestro siglo turbulento».

Según Medvedev, la Unión Económica Euroasiática aprende a través de los errores de otras asociaciones de integración. Los cinco estados miembros lograron resolver los problemas más rápidamente, en comparación con otras uniones, que habían pasado decenas de años en este esfuerzo.

«Otra cosa fue cuando se creó la Unión Europea en la década de 1950-1960, cuando comenzó todo este proceso en ese momento, y podían actuar con precisión, sentimiento, sentido y claridad», dijo, subrayando que ahora existe la necesidad de actuar con rapidez. como «el tiempo apremia».

Los presidentes de Rusia, Bielorrusia y Kazajstán firmaron el Tratado para establecer la Unión Económica Euroasiática el 29 de mayo de 2014 en la capital kazaja, Astana (ahora Nur-Sultan). Armenia firmó un tratado para unirse a la Unión Económica Euroasiática en octubre de 2014 (la república se convirtió en miembro el 1 de enero de 2015), y Kirguistán firmó un acuerdo similar en diciembre de 2014, que entró en vigor en agosto de 2015. En mayo de 2018, Moldavia recibió el estatus de un estado observador.

Fuente

Etiquetas: ; ;