Alrededor de 2.000 personas celebraron en Bucarest el lunes después de que la Corte Suprema de Rumanía confirmara una sentencia de tres años y medio de prisión por corrupción contra el líder del Partido Socialdemócrata Rumano (PSD), Liviu Dragnea.

Dragnea fue declarado culpable en junio pasado de tener dos miembros del partido pagados por una agencia pública por empleos falsos. Dragnea apeló, pero el máximo tribunal del país confirmó la condena el lunes.

Las imágenes muestran a los manifestantes vitoreando, bailando y cantando mientras Dragnea era llevado a la cárcel.

El PSD convocó a una reunión de emergencia para la noche del martes, mientras que la presidencia del partido está siendo cubierta temporalmente por la primera ministra Viorica Dancila.

Dragnea, considerado como el político más poderoso del país, ya fue condenado por fraude electoral en 2015 y recibió una sentencia suspendida de un año.

Etiquetas: ; ;