La Unión Europea (UE) fortalece hoy el apoyo a Bolivia en la lucha contra el narcotráfico, con un enfoque de trabajo de resultados y de impactos, según informaron fuentes oficiales.

Con ese objetivo, el ministro de Gobierno, Carlos Romero y otras autoridades nacionales se reunieron con una delegación de alto nivel de la UE, encabezada por el jefe de unidad para América Latina y el Caribe de la Dirección General de Cooperación Internacional y Desarrollo de la Comisión Europea, Jorge de la Caballería, en el departamento de Santa Cruz.

De acuerdo con un boletín institucional, en el encuentro se analizaron temas referidos al control social de la coca, al régimen penitenciario, al apoyo al observatorio boliviano de seguridad ciudadana y lucha contra las drogas, y a la proporcionalidad de las penas en el ámbito de la justicia, así como a la producción y comercialización de la hoja de coca.

Asimismo, se refirieron a los logros con el proyecto del Centro Regional de Inteligencia Antinarcóticos, que coordina acciones de lucha contra el tráfico ilícito de drogas con entidades policiales y de control antidrogas integrado por los cinco países limítrofes al boliviano: Argentina, Brasil Chile, Paraguay y Perú.

También se enfatizó en la continuidad del proyecto para el fortalecimiento de la Policía Boliviana, y el apoyo de la UE a la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito.

Recientemente, funcionarios del ente comunitario europeo destacaron la consolidación del modelo boliviano de lucha contra el narcotráfico basado en la nacionalización y regionalización.

El viceministro de Defensa Social y Sustancias Controladas, Felipe Cáceres, detalló que los representantes de la UE destacaron la asignación anual de al menos 50 millones de dólares para esa lucha, que en los últimos 10 años ha sumado 430 millones de dólares.

En ese período, se ejecutaron 116 mil 440 operativos, se destruyeron 35 mil 878 fábricas y se decomisaron 231 toneladas de cocaína, lo que afectó a las organizaciones criminales con la pérdida de más de 176 millones de dólares, puntualizó el vicetitular.

Además, se resaltó el cambio de un modelo represivo a un proceso de diálogo y de pleno respeto de derechos humanos que permitió la implementación de la sustitución de cultivos, racionalización concertada y desarrollo integral con coca.

En 2008, el presidente Evo Morales anunció la expulsión del país de la Administración para el Control de Drogas, de Estados Unidos, por espionaje político, conspiración y el financiamiento a grupos delictivos.

Un año después, Bolivia comenzó una estrategia diferente contra las drogas, una política pacífica, de coexistencia y coordinación permanente con los actores involucrados, con lo cual obtuvo mejores resultados, según datos oficiales.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;