El presidente ucraniano, Vladimir Zelensky, visitó el lunes la línea de contacto, que separa a Ucrania de las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk, dijo el lunes el servicio de prensa presidencial.

«El jefe de estado conversó con los militares sobre sus condiciones de vida, comida, preguntó si se les había proporcionado el equipo, el alojamiento y las prestaciones sociales suficientes y qué tan bien se había dotado de personal a las unidades militares», se lee en el comunicado.

Según el documento, Zelensky señaló que el bienestar de los hombres alistados debería mejorarse y que se les debería permitir prestar su servicio «en condiciones normales».

Durante la visita, el comandante de la operación militar en el Donbass, Alexander Syrsky, entregó un informe al presidente.

Zelensky, quien asumió el cargo el 20 de mayo, dijo en su discurso de toma de posesión que consideraba que alcanzar la paz en el Donbass era su máxima prioridad y estaba listo para hacer «todos los esfuerzos posibles» para ese fin.

Mientras tanto, el jefe adjunto de la administración presidencial, Vadim Pristayko, se reunió con un diplomático alemán y un asesor de la canciller alemana, Ángela Merkel, en Berlín para discutir, entre otras cosas, el tema de dar un nuevo comienzo a las conversaciones de reconciliación en Minsk.

«Discutimos el reinicio del proceso de Minsk y los problemas de cooperación bilateral», dijo Pristayko a un medio local. «Kiev ha declarado que está dispuesto a reanudar el trabajo dentro del proceso de Minsk».

Cuando se le preguntó sobre la posibilidad de celebrar una cumbre en el formato de Normandía, que comprende a Rusia, Alemania, Francia y Ucrania, el funcionario ucraniano dijo que solo sería posible después de que se logren algunos resultados prácticos. Las consultas a varios niveles diplomáticos deberían celebrarse primero para sentar las bases de las negociaciones en el nivel superior, agregó.

Etiquetas: ; ; ; ; ; ; ;