Un funcionario de la agencia de planificación económica de China emitió una advertencia de que los productos que utilizan los minerales de tierras raras de China no deben usarse contra el desarrollo de China, un comentario que se ha interpretado como una amenaza velada dirigida a los Estados Unidos y su industria de tecnología.

El comentario, publicado por CCTV News, se realizó después de que el presidente chino, Xi Jinping, visitara una planta de procesamiento y extracción de tierras raras la semana pasada.

«Ustedes sugirieron que las tierras raras podrían convertirse en una de las contramedidas de China contra la supresión injustificada de los Estados Unidos…Lo que puedo decirles es que si alguien usara productos que están hechos con las tierras raras que exportamos para frenar el desarrollo de China, entonces la gente de [provincia del sur de Jiangxi donde se extraen las tierras raras], así como todos los resto del pueblo chino, sería infeliz», dijo el funcionario chino en una entrevista.

Hu Xijin, editor en jefe de Global Times, también destacó cómo el país puede tratar de usar su posición como proveedor líder de materiales de tierras raras si la guerra comercial se intensifica.

Las tierras raras representan un componente clave para la fabricación y el desarrollo de productos de alta tecnología, como teléfonos inteligentes y vehículos eléctricos. Según un informe del Bank of America Merrill Lynch, citado por Business Insider, China es el proveedor líder de tierras raras y representa el 78% de la producción mundial, mientras que posee el 40% de los recursos globales de tierras raras. Los estrategas del Bank of America señalaron que el predominio de China se debe al hecho de que su gobierno ha clasificado las tierras raras como un recurso estratégico y ha enfatizado la exploración y extracción de las materias primas durante unos 100 años.

Un informe del gobierno estadounidense de 2018 titulado «Evaluación y fortalecimiento de la base industrial de manufactura y defensa y la capacidad de recuperación de la cadena de suministro de los Estados Unidos» ha puesto de relieve la dependencia del Departamento de Defensa en el suministro de China de los elementos.

«Las tierras raras son elementos claves que se utilizan en muchos de los principales sistemas de armas en los que EE.UU. confía para la seguridad nacional, incluidos los láseres, el radar, el sonar, los sistemas de visión nocturna, la guía de misiles, los motores a reacción y hasta las aleaciones para vehículos blindados» .

Sin embargo, Marc Chandler, estratega de mercado global en Bannockburn Global Forex, dijo a CNBC que la amenaza no fue oficialmente hecha por el gobierno chino y no tendrá ningún cambio sustancial en el mercado global y, lo que es más importante, los EE.UU. solo importaron alrededor de 4.000 toneladas de tierras raras, por un valor aproximado de $ 175 millones.

“El problema es que la mayoría de las tierras raras que importamos ya están integradas en la tecnología. Si compramos una computadora, ya están en ella. Eso hace que sea más difícil para China interrumpirnos», agregó el analista.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;