Los representantes de las Fuerzas Armadas de Qatar y el Comando Central de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos firmaron un acuerdo sobre un curso de acción para las fuerzas de la OTAN en Qatar en medio de las crecientes tensiones entre los Estados Unidos e Irán.

Qatar alberga la base militar más grande de Estados Unidos en el Medio Oriente, Al Udeid, donde están estacionados 13.000 militares estadounidenses; desde allí, Estados Unidos realiza operaciones en toda la región.

Mientras EE.UU. continúa trasladando sus efectivos militares a la región, Irán ha estado trabajando para reducir las tensiones. El martes, el viceministro de Relaciones Exteriores de Irán, Abbas Araghchi, se reunió con su homólogo de Qatar en Doha y dijo que Teherán está listo para un diálogo con los estados del Golfo.

Mosayeb Naimi, un analista político iraní, experto en Medio Oriente y director general del periódico iraní en idioma árabe Al-Wafag, dijo que a pesar de que las tropas estadounidenses estén estacionadas en Qatar y otros países, la probabilidad de que Qatar o algún otro estado permita que su territorio sea utilizado como escenario para un ataque contra Irán es extremadamente pequeño, porque nadie quiere estar involucrado en una guerra regional:

«Ni la situación en los propios Estados Unidos, ni la situación en la región (Golfo Pérsico) le permiten a los EE.UU. desencadenar una guerra. Qatar ha dicho previamente a Irán y a la parte estadounidense que no pueden [dejar que los Estados Unidos] utilicen su territorio para ataque a Irán. Las últimas acciones de los Estados Unidos son trucos de propaganda estadounidense y están destinadas a hacer enfrentar a Irán y Qatar. Dado que cualquier país involucrado en una guerra con Irán sufrirá grandes pérdidas, nadie quiere una guerra. Incluso los países que forman parte de la coalición de Estados Unidos: Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos. Es poco probable que estos dos países acepten permitir que Estados Unidos use su territorio para atacar a Irán, porque eso los haría responsables del ataque, e Irán responderá».

El experto en Medio Oriente agregó que una guerra destruiría el equilibrio actual en la región, y hasta ahora no ha habido declaraciones de Qatar de que se pueda formar una coalición contra Irán con los Estados Unidos.

«Estas bases se establecieron durante la crisis de Irak. Qatar ha dicho repetidamente que las bases estadounidenses no se utilizarán contra ningún país vecino. Qatar destacó esto y afirmó que el apoyo de Irán durante el bloqueo económico nunca será olvidado», dijo Mosayeb Naimi.

Arabia Saudita, los Emiratos Árabes Unidos, Bahrein y Egipto han bloqueado a Qatar desde junio del 2017. Estos países cortaron los lazos diplomáticos y económicos con Doha y lo acusaron de apoyar a Irán y al terrorismo. Qatar negó estas acusaciones, pero todavía está aislado de sus vecinos. Aunque esta semana, por primera vez desde el bloqueo, los diplomáticos de Qatar viajaron a Arabia Saudita para asistir a la cumbre del Consejo de Cooperación del Golfo para discutir la situación en torno a Irán.

Mientras tanto, el viceministro de Relaciones Exteriores de Irán dijo que si bien el país está listo para la guerra con Estados Unidos, aún espera resolver la crisis a través del diálogo.

El analista político observó que Irán es la fuerza dominante en el Golfo Pérsico en términos de su posición geográfica y estratégica y el hecho de que haya aconsejado a todos los países de la región que se nieguen a cumplir con las demandas de los Estados Unidos solo demuestra que está buscando maneras de apaciguar las tensiones:

«Si hasta el momento Irán no ha tomado ninguna medida, solo significa que Irán no quiere exacerbar la situación. Uno debe recordar que los países de la región que iniciarían una guerra no podrían terminarla, porque la escala de la guerra aumentará a medida que aumente el número de sus participantes. Por lo tanto, Qatar nunca asumirá tal riesgo y comprometerá la seguridad de su país. Además, con el inicio de una guerra, la cuestión del tránsito de petróleo a través del Golfo Pérsico, que es de gran importancia para Occidente, surgirá», concluyó Mosayeb Naimi.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ;