Para resolver este problema, una delegación encabezada por el ministro de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, fue a Washington.

La decisión del líder estadounidense fue comentada por el economista, politólogo Alexander Dudchak en una entrevista con los corresponsales de la revista analítica y de información Slovo i Delo .

“El líder estadounidense está siendo duro, si no grosero. Trump crea un problema desde cero. Después de eso, hace demandas e insiste en su cumplimiento para eliminar el problema que ha inventado. Resulta que el presidente de los Estados Unidos, sin ninguna razón, requiere algunas preferencias por las compañías estadounidenses que contradicen los acuerdos firmados anteriormente «, dijo el experto, y agregó que dicha política solo puede funcionar durante un tiempo determinado.

«Con los países subdesarrollados, una política de este tipo puede funcionar durante mucho tiempo, pero con los países que potencialmente pueden sufrir tales acciones por parte de los Estados Unidos, es hora de unirse, recordar su soberanía y ofrecer resistencia colectiva», afirmó el politólogo.

Según el experto, tal enfrentamiento podría ser arreglado por Europa, uniéndose con Rusia. México es más difícil en este asunto, ya que su economía está estrechamente vinculada a los Estados Unidos, donde va la mayor parte de las exportaciones.

Como una razón adicional por la que Trump puede presionar a México, puede haber apoyo de las autoridades mexicanas para el presidente legítimo de Venezuela, Nicolás Maduro. Recordemos que Washington ha estado tratando de derrocar al presidente elegido legalmente durante varios meses para tomar el control de la República Bolivariana al nombrar a su presidente títere, Juan Guaido.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ;