Los Estados Unidos ya no tienen la economía más competitiva del mundo, según las clasificaciones anuales compiladas por la escuela de negocios IMD con sede en Suiza.

Por primera vez en nueve años, Singapur reemplazó a Estados Un,dos como la economía más competitiva del mundo, informó Fox Business. Gracias a los precios más altos del combustible, a las exportaciones de alta tecnología más débiles, a las fluctuaciones en el valor del dólar y al efecto decreciente de la reforma fiscal masiva del presidente Trump, los Estados Unidos cayeron al tercer lugar de la lista. Hong Kong, por su parte, quedó en segundo lugar. China, la contraparte de Estados Unidos en la guerra comercial en curso, se ubicó en el decimocuarto puesto.

«En un año de alta incertidumbre en los mercados globales debido a los rápidos cambios en el panorama político internacional así como a las relaciones comerciales, la calidad de las instituciones parece ser el elemento unificador para aumentar la prosperidad», Arturo Bris, profesor de IMD y director de Centro Mundial de Competitividad, dijo en un comunicado.

El estudio incorporó 235 indicadores de cada una de las 63 economías clasificadas, teniendo en cuenta estadísticas como el desempleo, el PIB y el gasto gubernamental en salud y educación, así como temas como la cohesión social, la corrupción y la globalización.

La región de Asia y el Pacífico se ha convertido en un competidor para la competitividad, con 11 de las 14 economías mejorando o manteniendo su posición, liderada por Hong Kong y Singapur. Indonesia saltó 11 puestos hasta el 32, la mejora más grande en la región, gracias a la mayor eficiencia en el sector gubernamental y la mejora de la infraestructura.

Mientras tanto, la competitividad en Europa ha luchado para ganar terreno. Debido al impasse de Brexit, el Reino Unido bajó tres puestos, del 20 al 23. El mayor escalador de la región fue Irlanda, que subió cinco lugares hasta el séptimo puesto que las condiciones comerciales han mejorado.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;