Los activistas han logrado forzar a otro barco de carga saudí a abandonar el puerto de Fos-sur-Mer, en el sur de Francia, sin cargar las armas que se suponía debían llevar a casa en medio de la guerra mortal de Riad contra la gente de Yemen.

ACAT, una organización cristiana contra la tortura, confirmó el jueves que, por segunda vez este mes, los activistas por los derechos pudieron bloquear un barco saudí en Francia cuando el gobierno del presidente Emmanuel Macron sufre una creciente presión para detener la venta de armas al reino.

El carguero saudí, Bahri Tabuk, regresó al mar el miércoles por la noche con las bodegas vacías, dijo la ONG francesa.

«Una vez más, ante la movilización ciudadana y nuestra acción legal, un carguero saudí tuvo que renunciar a cargar armas francesas, esta vez en Fos-sur-Mer», dijo Nathalie Seff de ACAT-Francia en un comunicado.

Según los datos de envío de Refinitiv Eikon, el barco con bandera saudí abandonó las aguas francesas y navegaba hacia Alejandría en Egipto. Etiquetado como portador de vehículos, Bahri Tabuk también había transportado harina de soya en el pasado.

El primer barco saudí intentó atracar en el puerto de Le Havre en la costa norte de Francia hace dos semanas, pero se quedó sin su carga después de que los estibadores amenazaron con bloquear su llegada al puerto.

La confrontación de los activistas se produjo semanas después de que un sitio de investigación en línea publicara información filtrada de inteligencia militar francesa que mostraba que el gobierno de Macron estaba vendiendo una amplia gama de armas a Riad, incluidos tanques y sistemas de misiles guiados por láser.

Los documentos también revelaron que las armas se habían utilizado contra civiles en el curso de la guerra liderada por los saudíes contra Yemen, que mató a miles de personas yemeníes y causó una crisis humanitaria en el empobrecido país desde su inicio en marzo de 2015.

La ministra de las Fuerzas Armadas francesas, Florence Parly, afirmó que las armas estaban relacionadas con una orden que se remonta a varios años.

ACAT dijo que había presentado una apelación la semana pasada ante el Tribunal Administrativo de París para bloquear los envíos de armas a Arabia Saudita, argumentando que las ventas contravenían un tratado de la ONU porque las armas se usaban contra civiles. La apelación fue rechazada.

El martes, el ministro de Relaciones Exteriores francés, Jean-Yves Le Drian, instó a Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos (EAU) a detener la «guerra sucia» en Yemen.

Sin embargo, dijo que París continuaría sus controvertidas ventas de armas a Arabia Saudita, así como a los regímenes árabes de la región del Golfo Pérsico.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ; ;