Rusia espera que la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) reaccione ante el incidente de Kosovo contra los empleados de la ONU, dijo el jueves el Representante Permanente de Rusia ante la OSCE, Aleksander Lukashevich.

«La provocación de Prístina, en la cual las fuerzas especiales de los municipios del norte de Kosovo y Metohija, pobladas principalmente por serbios el 28 de mayo, debe ser condenada de manera inequívoca. Esperamos una reacción apropiada a estos acontecimientos de la actual presidencia de la OSCE y los órganos relevantes de la organización», dijo Lukashevich hablando en la sesión del Consejo Permanente de la OSCE.

El diplomático dijo que tal comportamiento de los kosovares es el resultado directo de muchos años de que Estados Unidos y la UE hayan aprobado sus acciones. Añadió que los líderes kosovares se han acostumbrado salir con provocaciones.

Lukashevich recordó al Consejo Permanente de la OSCE que durante la operación kosovar en los municipios del norte de Kosovo y Metohija, el ciudadano ruso que trabaja para la Organización de las Naciones Unidas, Mikhail Krasnoschekov «fue brutalmente golpeado y arrestado».

«Los atacantes no fueron detenidos ni siquiera por el hecho de que el ciudadano ruso tenía inmunidad diplomática. ¿Qué es esto si no es el completo desprecio de Prístina por el derecho internacional? ¿O es que preocuparse por la ley solo es un velo para las provocaciones de los líderes kosovares-albaneses? ¿Es culpable de atacar a un empleado de la ONU y es responsable de sus acciones? Seguiremos de cerca la investigación del incidente y no lo dejaremos pasar», dijo Lukashevich.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ;