El gobierno japonés decidió rechazar la idea de firmar un acuerdo marco con Rusia sobre un tratado de paz durante la cumbre del G20 en Osaka a fines de junio, dijo el sábado el periódico de noticias Asahi citando fuentes gubernamentales.

Según el documento, las partes no lograron superar los desacuerdos sobre una serie de cuestiones históricas y asuntos de seguridad. Anteriormente, la parte japonesa esperaba preparar el acuerdo marco antes de la cumbre del G20 que se celebrará del 28 al 29 de junio, donde el primer ministro japonés, Shinzo Abe, y el presidente ruso, Vladimir Putin, tienen programada una reunión de trabajo.

Al firmar el acuerdo, Tokio quiso confirmar la declaración conjunta de 1956 de la Unión Soviética y Japón, en la que Moscú manifiesta su disposición a entregar las islas Shikotan y Habomai de la cadena sur de los Kuriles como un gesto de buena voluntad una vez que se firme el tratado de paz. Después de eso, Japón planeaba entablar negociaciones con Rusia sobre la soberanía de las dos islas disputadas restantes: Iturup y Kunashir.

Sin embargo, varias rondas de conversaciones a nivel de ministros de asuntos exteriores, celebradas a principios de este año, demostraron que Rusia estaba preocupada por el posible despliegue de los sistemas de defensa de misiles terrestres Aegis Ashore hechos en Estados Unidos en esas islas. Además, la parte rusa exigió que Japón reconociera la legitimidad de la soberanía de Rusia sobre la parte sur de las Islas Kuriles, que se convirtió en el territorio del país después de la Segunda Guerra Mundial. Japón vio esa demanda como inadmisible.

Según Asahi, antes de la cumbre del G20, Rusia y Japón se enfocarán en desarrollar actividades económicas conjuntas en las Islas Kuriles del Sur. Al mismo tiempo, Tokio espera que el diálogo ruso-japonés sobre un tratado de paz continúe en la perspectiva a largo plazo.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ;